El abandono del campo mexicano

El Tratado de Libre Comercio celebrado hace 23 años, entre Estados Unidos, Canadá y México, fue el peor golpe que le pudo suceder al campo mexicano.

Lejos de la retórica neoliberal orquestada por Carlos Salinas de Gortari, los campesinos vieron paulatinamente, cómo el Estado delegó a corporaciones trasnacionales la labor de cosechar alimentos.

Hoy en día, México importa 200% más alimentos de lo que lo hacía en la década de los setenta, cuando el TLC aún no existía.

campo abandono

Esta idea de generar un mercado entretejido en diversos países, tuvo seguimiento con Vicente Fox, quien no vaciló en aumentar la cantidad de maíz importado, por el bajo costo que, a su parecer tenía.

De acuerdo con el Programa Sectorial de Desarrollo Agropecuario, Pesquero y Alimentario 2013-2018, el campo mexicano ya presenta signos de agotamiento.

Esto tiene consecuencias en la producción y la competitividad del país. El estudio también señala que la poca rentabilidad que hay, es muy excluyente y no es sustentable, ocasionando daños al medio ambiente.

campo abandono

Hoy en día, sólo el 10 por ciento de los campesinos se dedica a trabajar la tierra, ocasionando una ola de migración que deja al campo sin mano de obra, y aumentando todavía más el precio de los insumos.

Actualmente las negociaciones del Tratado de Libre Comercio, no han puesto en la agenda el tema del campo en México.

Diversos grupos sindicales, como la Coordinadora Nacional Plan de Ayala (CNPA), la Nueva Central de Trabajadores (NCT) y el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), se han pronunciado porque sus voces formen parte en las negociaciones; sin embargo, hasta ahora no han sido escuchados.

abandono campo

Esto provocó que, el mes pasado, campesinos marcharan solicitando que México no firme el nuevo Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Lo que más nos irrita

Muchas de esas voces han solicitado a la Secretaría de Relaciones Exteriores, dirigida por Luis Videgaray, que sus voces formen parte en las negociaciones, pues no quieren que las empresas trasnacionales nuevamente lleguen a destruir el campo.

Para la mayoría de los campesinos, que Donald Trump cancele el TLCAN, es lo mejor que podría pasarles; sin embargo, el grupo de tecnócratas seguirá pujando por que sus amigos empresarios sigan haciéndose ricos, a costa del olvido del campo.

@LosIrritantes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s