¿Qué onda con el Buen Fin?

El Buen Fin fue una iniciativa nacida en el 2011, justo cuando Felipe Calderón dejaba la presidencia, con una fuerte crisis de legitimidad.

Además de ofrecer créditos impagables a estudiantes universitarios, otra de sus últimas ideas fue que los mexicanos gastaran más, sin necesariamente mejorar su salario.

Sabido es que, en Estados Unidos, el Black Friday fomenta el consumo del mercado interno, aumentando las facturaciones, más de un 65 por ciento, en comparación con el resto del año.

b1

Esto hizo salivar a los empresarios de México, quienes veían en el mercado nacional una masa de personas cada vez más aprehensivas a gastar.

En 2011, la economía mexicana todavía arrastraba síntomas de la crisis ocurrida tres años antesm por la burbuja inmobiliaria de 2008.

Esto hizo que el índice de Confianza del Consumidor se colocara por debajo de los 100 puntos, llegando a 92.7, cifra de crisis.

Ante este panorama, el Gobierno Federal optó por fortalecer el mercado interno con una iniciativa que pretendía implantar unilateralmente una nueva “tradición” en los mexicanos: el Buen Fin.

Comenzó la campaña masiva, convenciendo al mexicano lumpen, que durante cuatro días, las principales cámaras de comercio y empresariales del país, se pondrían de acuerdo para vender más barato.

No bastó mucho esfuerzo para convencer a un pueblo dormido, quienes les dieron 106 mil millones de pesos a las empresas, apenas en su primer año.

Pese a las críticas y denuncias de fraude, y los constantes señalamientos de que las ofertas eran inexistentes, desde entonces los mexicanos han llenado las arcas de los más ricos de México.

En 2015, Jesús Castañeda Nevárez, presidente en turno del Consejo Coordinador Empresarial de Veracruz, dijo que el Buen Fin era un fraude.

Explicó que era una treta para fomentar el pago con tarjeta de crédito y así el Servicio de Administración Tributaria pudiera cobrar mayores impuestos, al comparar el salario declarado con las compras realizadas.

En 2017, el INEGI dio a conocer que el Buen Fin no tuvo el mismo impacto de años anteriores, las ventas registradas no superaron las de 2016, por lo que su globo se está empezando a desinflar.

@LosIrritantes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s