Los irritantes propósitos del año que empieza

Un año nuevo es garantía que implique nuevos propósitos a cumplir en nuestras vidas; algunas metas parecen sencillas y otras no tanto, pero que al final la mayoría de los mexicanos no cumplimos, ¿será que necesitamos comenzar a proponernos cosas que realmente podamos llevar a cabo? ¿O a qué se deberá que no lo hagamos?

Imagen 1

El clásico propósito para el año que comienza es bajar de peso, “ora sí, prometo que haré dieta”, ¿les suena familiar?, y ahora, con la popularidad de una vida fitness, este viene acompañado de “empezando el año, me meto al gym”; junto con esas, implica el comer más sano, comer menos, no comer tanta grasa, salir a caminar, correr todas las mañanas, etcétera.

Otros clásicos de las lista son dejar de fumar o de beber; puesto que es un vicio, no se trata de algo sencillo, pero bien dicen por ahí que querer es poder; entonces sí, tanto estas acciones como comer mejor y ejercitarse, es algo que realmente desean, y dudan de su fuerza de voluntad, lo más factible es consultar a algún especialista y ver si es posible llevar un tratamiento o una dieta, acorde a sus necesidades físicas, para que no declinen, casi casi antes de iniciar.

Imagen 2

Pero no dejemos de lado el irritante dinero, cuántos de nosotros no vivimos endeudados, gracias a que la mayoría no ganamos lo suficiente como para mantener una casa y además podernos dar uno que otro lujo durante el año, como viajar o comprarnos un coche, el problema no es que no queramos, sino que llega enero con su cuesta y ya estamos endeudados hasta la médula, y cada gasto, conforme pasan los días, por más mínimo que sea, es ir aumentando más y más las deudas.

Debemos aprender a administrar mejor nuestro dinero, pero también a hacer pequeños sacrificios por algo mejor, además de aprender a gastar de acuerdo con lo que ganamos, aunque eso sea injusto e irritante; ¿por qué gastar dinero que no tienes o sabes que no podrás pagar? Solucionar los problemas de dinero también ayudarían a mejorar nuestra saluda, que también termina siendo otro de los propósitos, ya que tener presión y preocupaciones, ocasionadas por él, muchas veces repercute en nuestro bienestar físico y emocional.

Imagen 3

Es irritante que no podamos cumplir los propósitos que hacemos, pero quizá es que no se han dado cuenta que lo están haciendo de la forma incorrecta; desde ahí, deben ser más específicos, poner metas claras a corto plazo, realistas y con fecha límite. Como que bajarán 15 Kg en 6 meses o menos, que correrán 30 minutos los fines de semana y no diario, ahorrar 10% de su sueldo quincenal sí o sí; puede ser que de esa manera, sí habrá diferencia, ¡inténtenlo!

@LosIrritantes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s