El PRI y su acostumbrada manipulación institucional

En pleno año electoral, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) está haciendo de las suyas sin que nadie diga nada. Hablar y hablar de democracia en este país no sirve y la prueba es que el partido al mando sigue, como desde hace décadas, manipulando a las instituciones para poner las cosas a su favor.

Casualmente, y a unos cuantos meses de las elecciones presidenciales, el PRI exigió a la Procuraduría General de la República (PGR) investigar y castigar los actos de corrupción de Ricardo Anaya, candidato del Partido Acción Nacional (PAN).

En un país donde la corrupción en las altas esferas es un tema por todos conocido y hasta normalizado, es irónico que solamente se castigue a aquellos que el PRI condena cuando le conviene, mientras todos los demás políticos y funcionarios que hacen de las suyas, no reciben nunca una sanción real.

sky-flower-wind-red-color-flag-882338-pxhere.com

Aunado a lo anterior, la administración de Enrique Peña Nieto se ha caracterizado por el endurecimiento de las normas que rigen a los contribuyentes del Sistema de Administración Tributaria (SAT). Pequeños contribuyentes y trabajadores independientes han sido los más castigados por el gobierno peñista, pese a que representan a una buena cantidad de la clase trabajadora del país.

Irónicamente, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y el SAT dicen perseguir a los contribuyentes “morosos” o a aquellos que facturan en falso, aunque son omisos para detectar desfalcos millonarios, en cuentas de algunos políticos y empresarios mexicanos.

El PRI tiene casi un siglo en el poder, manipulando la democracia mexicana y haciéndonos creer que los procesos electorales que pagamos con nuestros impuestos son reales y certeros.

writing-hand-country-travel-finger-symbol-1286643-pxhere.com

2018 no va a ser la excepción, ya se vislumbra otro enorme fraude y el voto de millones de ciudadanos tirado a la basura. ¿Será entonces que los mexicanos le regalemos al PRI, otra vez, el privilegio de engañarnos?

No tiene que ver con Anaya, ni con el SAT, tiene que ver con que en México las instituciones están vendidas, no hay una sola en la que podamos poner nuestro voto de confianza como ciudadanos.

@LosIrritantes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s