Lo irritante del Whatsapp

Oraciones, buenos deseos, colectas de buena fe para el cáncer, tandas, deudas, Piolín y ositos que mandan las tías solteronas, para eso y muchas inutilidades más, los mexicanos se sirven del famoso Whatsapp, una red de comunicación tan exitosa que sostiene verdaderas comunidades virtuales.

De 79 millones de mexicanos que tienen acceso a Internet, el 90% utiliza Whatsapp para comunicarse, debido a que es de fácil uso, es barato y tiene un alto grado de penetración entre la población.

Todo esta bien si pensamos en Whatsapp como un medio para comunicarse. El problema real viene cuando, como mexicanos, solemos darle la vuelta a todo y utilizar las cosas para lo que no fueron diseñadas.

Los mexicanos pasan hasta 31 horas del mes dentro de Whatsapp, compartiendo imágenes, vídeos y chismes varios. Pero como son víctimas y victimarios de su propio entretenimiento, suele suceder que la mayoría son miembros de molestos grupos, en los que se comparte información de todo tipo, menos aquella referente al propósito del grupo en cuestión.

Y sí, si estás leyendo esto, probablemente tú también seas un miembro renegado de un grupo de Whatsapp, esos que tienes en silencio durante horas o días porque no te quieres enterar que a Chuchita la bolsearon.

Las encuestas afirman que la mitad de los usuarios mexicanos de esta red, la utilizan principalmente para comunicarse son sus parejas. Esto es todo un tema en el mundo de las relaciones posmodernas, porque está relacionado con la infidelidad, los celos, las fotografías prohibidas y la pésima calidad de las relaciones humanas en la actualidad.

Si te dejan en “visto”, te ignoran o están en línea, pero no te contestan el mensaje, son actitudes suficientes para sospechar que tu pareja te engaña, está revolcándose con un tercero o pronto te va a dejar. Y sí, suena como telenovela, pero es que así son los mexicanos, dramáticos, chismosos y adictos a las historias de terror.

Estudios revelan que el uso de las redes sociales, en especial Whatsapp, Facebook y Twitter, han generado un alza significativa en el número de divorcios. Es obvio que estar siempre en línea, pendientes de la pareja, más que acercar nos aleja y desgasta la relación al punto de romperla.

El Whatsapp es como casi todas las cosas que están de moda últimamente, una herramienta que nos ha alejado, nos ha servido de fuga de la realidad, y de pretexto para estar ausentes del aquí y el ahora.

@LosIrritantes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s