Erased Boy y lo que pasa cuando no encajas en el molde

 

No es fácil nacer en un mundo que se hizo para que todos encajaran en el mismo molde, especialmente si saliste con una forma diferente y no entras en la cajita que te asignaron.

Gay, bisexual, homosexual, transgénero, cisgénero, ¿cuántos motes existen para llamar a lo que se considera distinto, menor o equivocado? Y es que no tendríamos que usarlas si entendiéramos que el amor, el placer y la felicidad vienen en envases de todos colores.

Por desgracia la humanidad no ha evolucionado lo suficiente como para entender que las diferencias suman y la riqueza está en aquellos que tienen otras ideas, otra visión y otros sueños más lejanos.

Boy Erased es una película norteamericana que relata las dificultades de un joven homosexual para ser aceptado por sus padres y para aceptarse a sí mismo cuando su educación le indica que alguien como él ni siquiera debería existir.

Jared es hijo del pastor de una iglesia, educado bajo los valores de una religión y siempre considerado un modelo de comportamiento, hasta que al terminar la escuela descubre su homosexualidad y se encuentra con un mundo diverso para el que no está listo.

La cinta, nominada al Óscar como mejor película, habla sobre el tenebroso camino de las llamadas “terapias de conversión”, una especie de grupos en los que bajo engaños se pretende llevar a las personas a la heterosexualidad y lavarles el cerebro para que crean que su orientación “diversa” es un error.

Basada en hechos reales, Boy Erased narra cómo Jared es sometido a una terapia de conversión en la que le hacen pensar que ser gay es una especie de maldad que disgusta a Dios, comparándola con enfermedades como el alcoholismo y la drogadicción.

Y el asunto en todo esto es que vivimos en un mundo tan ignorante y poco respetuoso que este tipo de terapias son reales, hay gente que paga por esa manipulación y además cree que la homosexualidad se cura o se borra como un error en el historial; al tiempo que las distintas orientaciones van ganando cada vez más terreno en términos de derechos humanos, estas clínicas de conversión también van a la alza, propiciadas especialmente por familias que no aceptan a sus miembros homosexuales y entonces deciden esconderlos, humillarlos y finalmente pisotearles el alma solamente porque no entran en el molde asignado.

La homosexualidad existe, es verdadera y está en la naturaleza, aunque los únicos animales primitivos que no le hemos hecho espacio somos los seres humanos porque pretendemos verlo todo a través de un sólo cristal, sin saber que la ventana se abre y hay un mundo afuera que nos hemos negado a conocer.

@LosIrritantes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s