¿10 de mayo?

abdomen-anticipation-awaiting-baby-baby-bump-belly-1522575-pxhere.com

No hay nada más cercano a una telenovela que el 10 de mayo que celebramos los mexicanos. Y no, no es una broma, la realidad es que para eso de las mamás en este país somos un drama, un verdadero show con todo y efectos especiales.

Probablemente no haya ningún otro lugar del planeta Tierra donde se conozca más la famosa canción “Señora, señora” de la brasileña Denisse de Kalafe; “a ti que cargaste en tu vientre dolor y cansancio”, ¿y cómo no le iba a doler, si ahora los bebés nacen de 5 kilos y con obesidad mórbida?

Por supuesto que es un verdadero drama esto del día de las mamacitas, empezando por los clásicos festivales escolares en los que siempre se baila lo mismo. Ya nadie quiere verlos, pero cada 10 de mayo las familias hacen su peregrinación puntual hasta la escuela de las bendiciones, los disfrazan cual botargas de farmacia y se apoltronan durante horas para ver danzar a un montón de escuincles con menos talento que la famosa “Toñita” de La Academia.

Y luego las celebraciones, ¿de verdad alguien cree que las mujeres mexicanas quieren celebrar el 10 de mayo? Las ponen a cocinar, a lavar platos, a escuchar canciones tristes y desgarradoras, y encima les regalan ollas, lavadoras, trapeadores y un montón de trastos para que sigan en su papel de víctimas del hogar.

Todo este desastre recuerda a una película mexicana llamada “Día de Mártires”, que contaba la historia de una pobre y sacrificada mujer en 10 de mayo, el drama clásico de la madre mexicana que en el día de su celebración tiene que hacer comida para un montón de gorrones, soportar la telenovela familiar y recibir escobas como regalo.

Al menos 30 millones de mujeres mexicanas son madres y la mayoría son cabeza de familia, lo que significa que no cuentan con una pareja estable que comparta con ellas las responsabilidades.

En pleno siglo XXI ya deberíamos empezar a borrar la imagen de las madres mártires, propias de telenovela de los años 70, y aceptar que tener hijos para las mujeres mexicanas no es ningún placer, es una losa pesada, molesta y cuya carga jamás es compartida por los compañeros hombres.

@LosIrritantes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s