La doble moral mexicana

Es clásico en México, conocer una persona que se queje de algo, o se proclame en contra de, y al mismo tiempo esté llevando a cabo alguna acción en relación a eso; que juzgue a los demás, pero cuando se trata de él o ella para nada está haciendo algo mal o lo incorrecto.

Un ejemplo claro, son aquellos que no quieren que las madres amamanten a sus hijos en público, pero son de los que orinan en la calle, o se ponen ebrios, o hacen otras cosas peores.

imagen-1

O también la Iglesia y su entrañable pleito contra los homosexuales, y que estos busquen igualdad; pero no fuera un sacerdote con VIH que abusa de 30 niñas porque “no, ¿cómo?”, “está arrepentido”, etcétera.imagen-2Sin olvidarnos, claro, de aquellos que están 100% contra el maltrato animal y apoyan cualquier iniciativa, pero que también tienen un perro amarrado en la azotea de su casa.

imagen-3

Irrita que la gente no comprenda que el cambio empieza por ellos mismos, que no debe de estar juzgando a los demás; irrita que no sean capaces de dedicarse a sus propios asuntos, y siempre busquen un modo de estar molestando al prójimo.

Al final, todos tienen cola que les pisen, y como dicen por ahí “si ves las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar”, o para ser más directos: reconozcan en qué la están regando, y luego ya hablan.

@LosIrritantes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s